La mediación tiene una serie de ventajas sobre otros métodos de resolución de conflictos.

Personalmente, me parece que en aquellos casos en que afecta a personas que por su situación están sometidas a futuras relaciones personales a largo plazo, como son las empresas, comunidades de vecinos o relaciones familiares, la resolución del conflicto con el triunfo de una parte sobre la otra supone una falsa paz que larva nuevas situaciones de conflicto y un deterioro de la convivencia. En estos casos, es la mediación el más válido

de todos los métodos de resolución del conflicto porque cada participante tiene el control total del proceso de mediación.

  1. Las partes en conflicto pueden llegar a acuerdos que debidamente recogidos en escritura notarial tienen fuerza ejecutiva judicial.
  2. En cuanto a las costas procesales de un proceso judicial posterior se atendrá al mismo de imponerlas en relación al criterio de buena o mala fe.
  3. El inicio de un proceso de mediación supone la suspensión de la prescripción de acciones judiciales, por lo que el Derecho de la parte a reclamar no se pierde.

 

No hay excusas para no intentarlo.

 

 

Etiquetado con →