Acaba de nacer IFAM, el Instituto para el Fomento del Arbitraje y la Mediación, fruto de una decidida apuesta de varios profesionales por los medios alternativos de resolución de conflictos.

Muchas son las preguntas que nos hemos hecho en relación a qué podemos hacer para cambiar el actual modelo de resolución de conflictos. Nuestra reflexión es que la situación actual deviene insostenible y que una mejora de los sistemas de resolución de conflictos mejora no sólo la relación entre las partes sino que alcanza a terceros.

Creemos que deviene insostenible puesto que las fórmulas actuales suponen el triunfo del uno sobre el otro, en una fómula ganar/perder que en las relaciones con vocación de continuidad suponen un perder/perder a medio o largo plazo. Deviene insostenible puesto que crea inseguridad a las partes sobre el resultado de sus pleitos. Deviene insostenible por lo excesivamente largo de los procesos judiciales y el coste económico que tienen que soportar los contendientes en forma de tasas judiciales, aranceles y derechos, honorarios de profesionales y peritos.

Y sobre todo porque se trata al justiciable como un menor que no es soberano sobre sus decisiones.

Frente a esto se alzan modelos alternativos de resolución de conflictos como son la mediación y el arbitraje, donde el litigante ya no es propiamente tal sino un ciudadano adulto que toma el mando de la situación y la gobierna hacia donde realmente desea, alcanzando acuerdos que sabe que puede cumplir, y logrando relaciones con la otra parte contendiente con vocación de continuidad.

Para ello es necesario hacer un apostolado de la cultura del acuerdo y por tal motivo nace IFAM.

Para acompañar a las partes en el proceso de mediación IFAM cuenta con mediadores independientes, formados y con experiencia que van a facilitar a las partes alcanzar los acuerdos que deseen. Y para aquellas cuestiones que las partes decidan que sean resueltas por un tercero cuenta con árbitros en derecho que darán respuesta justa e independiente a las mismas.

La cultura del acuerdo tiene un largo camino por delante. Deseamos que IFAM lo tenga y ayude a su implantación.